Chris Bosh capturó 14 rebotes, siete de ellos, a la ofensiva, mientras que Lebron James y Dwyane Wade encestaron 56 puntos combinados, para que el Heat venciera 100 – 96, al Oklahoma City Thunder, y así, lograra igualar la disputa por el título de NBA. El triunfo, fue el primero para el equipo de Bayside en un Juego 2 de una serie por el campeonato y es que tanto en 2006, como en 2011, habían perdido el segundo partido ante Dallas Mavericks. Para los monarcas de la Conferencia del Oeste, fue la primera derrota en casa, el Chesapeake Arena, en esta postemporada, luego de nueve victorias consecutivas.
Al igual que en el encuentro inaugural, Shane Battier abrió el marcador con su quinto triple de la serie, una canasta que inspiraría a su conjunto a componer una ofensiva demoledora, que contó con 8 puntos de Lebron James y siete más de Dwyane Wade. Adicionalmente, el Heat, limitó a sus rivales a sólo un acierto en 12 tiros de cancha, por más de la mitad del primer parcial. Oklahoma incrementó la producción tras la incorporación de James Harden, elegido como el “Mejor Sexto Hombre” en la actual campaña, quien aportó 10 tantos. Chris Bosh, quien volvió a la titularidad en la alineación de Erik Spoelstra, agregó cuatro unidades, para que el quinteto de Florida, terminara el primer cuarto, con ventaja de 27-15.
Shane Battier, mantuvo la efectividad, al registrar tres aciertos desde la larga distancia, en cuatro oportunidades. A ello, se le añadió una actuación combinada del Big Three de Miami, que registró 18 puntos en el parcial. No obstante, el aspecto defensivo, fue la razón determinante para que el equipo de South Beach, se fuese al descanso con diferencia favorable de 55-43. En los primeros 24 minutos, Russell Westbrook, lució errático con apenas 9 tantos, mientras que Kevin Durant, tampoco fue el mismo y es que la marcación sobre él, funcionó de forma efectiva al limitarlo a tres conversiones en nueve disparos de cancha. Particularmente, Chris Bosh, fungió como la pieza desequilibrante, al capturar 10 rebotes, cuatro de ellos, ofensivos.
Luego de la pausa, Miami se cuidó de no cometer los mismos errores del partido anterior; pases largos, tiros forzados y descuidos en la pintura. Con estas correcciones, el Thunder vio frustrado su plan de ataque y es que si bien, James Harden, hacía daño con cestas desde todos los lugares de la cancha, ni Durant ni Westbrook, pudieron superar los 10 puntos en el tercer parcial. Del otro lado, Lebron James, anidó 12 tantos en la tercera fracción, mientras que “D-Wade” llegó a 17 unidades, para que su equipo mantuviese la ventaja de 78-67. Shane Battier llegó a cuatro triples por tercer encuentro consecutivo, con lo que se convirtió en el primer jugador en lograr este registro, desde que lo hiciera Dennis Scott con el Orlando Magic, en 1995.
En el cuarto final, Oklahoma intentó revertir una desventaja de 11 puntos y todo comenzó bien, con una canasta de Russell Westbrook. No obstante la respuesta del Heat sería mejor; siete tantos y de Dwyane Wade, quien sería el mejor de Miami, en el parcial, debido a que además de su aporte ofensivo, llegó a cinco asistencias y a seis rebotes. Como complemento ideal, Chris Bosh y el novato Norris Cole, recuperaron balones importantes, para mantener la posesión de los visitantes, quienes también contaron con 6 anotaciones del actual MVP de la campaña. Shane Battier, con un largo triple, su quinto en el duelo, estiró la ventaja a siete, luego del acecho del Thunder, que con canastas de Kevin Durant, redujo a cuatro, la diferencia en la pizarra. El drama llegó a su máximo nivel, en los últimos 20 segundos, cuando Derek Fisher, robó un balón y nuevamente Durant anidó el triple para que los de casa se acercaran 98-96. No obstante, Lebron James desde la línea de tiros libres, sentenció la victoria al anidar sus dos disparos. La serie, ahora igualada a una victoria por bando, se mudará al American Airlines Arena, donde se disputaran los próximos tres juegos, comenzando el domingo 17 de junio.