Los Marlins anotaron dos racimos de cuatro carreras cada uno, en el primero y quinto innings respectivamente, pero eso no fue suficiente en el primer juego de la serie de cuatro encuentros contra los Mets en el Marlins Park.

Las cosas comenzaron bien para los peces ya que Marcell Ozuna conectó un grand slam en el mismo primer inning para allegría de los fanáticos de Miami.

Sin embargo, los visitantes igularon la pizarra liderados por un triple de tres carreras del heroe de los Mets en la noche.

Jonrones solitarios de Yoenis Céspedes y Wilmer Flores pusieron a Nueva York arriba 6-4 en el tercer episodio.

En el quinto, los Mets ampliaron su ventaja con otro cuadrangular solitario de Céspedes que puso el juego 7-4.

Los anfitriones no se amilaron y ripostaron en la misma entrada con otro racimo de cuatro anotaciones. Miguel Rojas abrió con sencillo, José Ureña lo forzó en segundo con un roletazo. Dee Gordon y AJ Ellis siguieron con sencillos que llenaron las bases. Christian Yelich remolcó una con un boleto. Giancarlo Stanton empujó otra con un sacrificio al jardín izquierdo. Justin Bour remolcó una con un doble. Marcell Ozuna fue caminado para llenar las bases. Derek Dietrich remolco la cuarta del inning con un sencillo pero Bour fue puesto out en el home con un disparo certero de Jay Bruce al receptor Travis d’Arnaud pero dejando a los peces adelante 8-7.

En el octavo, luego de dos outs d’Arnaud bateó un sencillo y anotó la del empate remolcado por un doble de Michael Conforto.

Los cuerpos de relevistas estuvieron impecables hasta el inning 16 cuando Adam Conley vino a relevar pos los Marlins y permitió el jonrón de d’Arnaud que definió el encuentro 9-8.

Por los peces destacó Ozuna (6-2, jonrón, cuatro empujadas, dos boletos) y por los Mets destacaron d’Arnaud (6-4, jonrón, tres anotadas, cuatro empujadas, boleto) y Céspedes (6-2, dos jonrones solitarios, dos boletos).

Los abridores, Wei-Yin Chen (siete hits y seis carreras en tres entradas) y Robert Gsellman (cinco hits y ocho carreras en cuatro innings y dos tercios) se fueron sin pena ni gloria del partido. Hansel Robles (2-0), el octavo lanzador de Nueva York, se llevó el triunfo al permitir apenas un hit con un boleto y dos ponches en dos entradas. Adam Conley (1-1), el novena serpentinero de Miami, fue el derrotado al permitir el jonrón de d’Arnaud en una entrada de relevo.